Caminar por los Siete lagos de Rila

El área de los Siete lagos de Rila (“Sedemté rilski ezerá”, Седемте рилски езера en cirílico) es una de las atracciones más representativas de Bulgaria, un “tengo que ver” para cada visitante extranjero, no importa si eres excursionista o no. Localizada en las partes noroestes de la montaña de Rila – el macizo más alto de la Península balcánica – la región forma parte de muchas rutas de andar; es más, es muy fácil de acceder. Se necesita solo 1:30h en coche para llegar desde la capital Sofia a la estación inferior del telesilla que en unos 30 minutos de traslado perezoso te llevará a 2140 m, ya encima de la línea forestal y justo debajo del lago inferior. Desde ese punto la caminata principal te llevará al lago más alto en unas 2:30-3:00h y te costará un otro tanto volver al telesilla.

 

 

Suena muy bien, pero según un estudio reciente (2015) cada día a lo largo de la temporada turística, ¡en julio y agosto entre 1000 y 3000 personas suben a los lagos a pie, en telesilla o tras un traslado en 4×4!

¿Cuál es el motivo de este interés enorme? La región de los Siete lagos es así mismo un sitio muy atractivo para los turistas búlgaros: con su encanto de sitio alejado de la civilización, en lo alto de la montaña; con la belleza extraordinaria de las aguas cristalinas de los lagos; además con su importancia espiritual, alimentada por las creencias de los seguidores de la Hermandad blanca, quienes consideran el área un lugar sagrado. La “Hermandad blanca” en Bulgaria es una comunidad de personas reunida alrededor de la doctrina del maestro Petar Danov quien la fundó en 1897. Según él se trata de una teoría sobre “el desarrollo del alma, la mente y el corazón… aporta tranquilidad al corazón, lleva lucidez a la mente, renovación al alma y fuerza al espíritu.”

Antes del 2009 no existía un telesilla al refugio de Los lagos de Rila (“Rilski ezerá”, хижа Рилски езера en cirílico), así que el acceso fue limitado: la mayoría de la gente andaba cuesta arriba a lo largo de 2 horas (500 m de desnivel positivo desde el final de la ruta asfaltada al refugio “Pionerska”, Пионерска en cirílico) para llegar al lago inferior; algunos alquilaban un 4×4 para llevarlos hasta el mismo punto (servicio que, oficialmente, según el reglamento del Parque nacional “Rila”, no está permitido); y otros subían a cuesta de caballos, siendo la circulación más intensa a lo largo de la reunión anual de la Hermandad blanca en agosto. En aquel entonces solo existía un arrastre al lado del refugio de Los lagos de Rila donde un número limitado de gente solía venir en invierno subiendo a cuestas sus esquíes. Antes del 2009, según el Ministerio de turismo de Bulgaria, el número anual de visitantes no excedía 30 000 personas, lo que era mucho más “soportable” para el entorno natural.

 

 

Cola en la estación inferior del telesilla (2014)

 

En 2009 el telesilla fue inaugurado. Realmente se trataba de un modelo de telesilla anticuado ya a la hora de su montaje: esa es la razón de ser tan lento. Algunas leyes fueron violadas por la empresa propietaria para poder montarlo. Este hecho abrió lugar a muchas protestas de eco-activistas, la mayoría de las cuales sucedieron en Sofia, así como a unas colisiones con la gente local que creía que el acceso facilitado a los lagos se convertiría en “la gallina dorara” para la región. Se produjeron muchos rumores sobre grandes áreas nuevas de esquí en planificación. El conflicto llegó a los oídos de la UE, así que las únicas construcciones nuevas en la montaña quedaron el telesilla y una pista de esquí “no oficial” e ilegal que baja todo el camino por el bosque a la estación inferior.

Después del 2009, con un ritmo mucho más rápido de la velocidad del telesilla anticuado, el área ganó nueva popularidad entre los búlgaros como un sitio de acceso fácil que ofrece vistas a la montaña pura. Alrededor del telesilla alguna gente local desarrolló su negocio aparte, llevando turistas en 4×4 a lo alto de la montaña, especialmente en la temporada alta cuando se suele esperar unas 2h en cola para subir en telesilla; otra empezó la venta de recuerdos, mieles y mermeladas al lado del estacionamiento.

¿Cuál es el resultado algunos años más tarde? El visitante a largo plazo seguramente notará la urbanización del sitio: la carretera nueva al telesilla, la comercialización del área alrededor del telesilla – el estacionamiento enorme y el número sinfín de comerciantes pequeños – . Lo peor de todo es ver la parte inferior de los lagos definitivamente contaminada, perdiendo su color azul agradable, así como los senderos intensamente erosionados bajo los pies de los miles visitantes. Si uno sigue la caminata principal entre los lagos en temporada alta, fácilmente se puede sentir como si anduviera por la calle principal peatonal de Sofia – la calle Vítoshka – el número de gente y su manera de vestir no se distinguen mucho.

 

 

The Panevritmia dance of the followers of Petar Dunov, the so called Dunovisti or The White Brotherhood

El baile “panevritmia” de los seguidores de Petar Danov, los así llamados “danovisti” o “La hermandad blanca”

 

¿Existe aún alguna esperanza para este lugar? Pues, los colores no son tan obscuros: es todavía una montaña espléndida; si te alejas algo del flujo turístico principal, es muy posible que no encuentres a nadie a lo largo de horas seguidas, y, por supuesto, si la visitas en temporada baja, gozarás de la belleza virgen del lugar sin huella alguna de muchedumbres. Existen algunos intentos de imponer ciertas reglas para salvar el medio ambiente, sin embargo, la burocracia y la falta de voluntad entre las autoridades de reaccionar hace retrasar el proceso de manera significante. Por lo menos ya se abren ciertas discusiones y es mucho más probable dar con guardaparques en el área ahora que unos años atrás. Esperemos que en algún momento el área se mantenga como un parque urbano con regulaciones estrictas, pistas bien definidas y un número limitado de visitantes por día.

Aquí os ofrecemos algunos consejos sobre cómo visitar el área de Los siete lagos de Rila de la manera más inteligente y responsable para poder gozar de su belleza sin andar con la multitud y sin formar parte del daño excesivo del medio ambiente en un lugar donde el balance ya es demasiado frágil:

Si puedes, visítala en temporada baja. La mayoría de los búlgaros, así como los visitantes extranjeros, tienen vacaciones en julio y agosto, o sea, éste es el período de multitudes y colas diarias. Además, la “Hermandad blanca” – grupo religioso de seguidores del maestro Petar Danov – celebra su Año nuevo en agosto, lo que significa que varias miles de ellos quedan en la región acampando (tras obtener unos permisos especiales por las autoridades del parque; en otras ocasiones la acampada está prohibida) por un período más corto o más largo. La hora punta de esa aglomeración es el 19 de agosto cuando felicitan la salida del sol y celebran su Año nuevo a través de un baile especial, llamado “panevritmia”.

Visítala en primavera u otoño, hasta en invierno (existe la posibilidad de subir en raquetas). Cada una de estas estaciones tiene su encanto peculiar y ofrece unas vistas distintas a la montaña y a los lagos. Sin embargo, te tienes que preparar para las condiciones específicas del clima y del terreno, informándote bien qué esperar y equipándote de manera adecuada. La gente suele menospreciar los riesgos al estar en la montaña alta, a más de 2000 m de altitud, y en verano es muy común encontrar excursionistas haciendo caminatas sin equipamiento alguno. Pero mientras en verano las condiciones climáticas son favorables para poder permitirse este lujo, no es el caso a lo largo de las otras estaciones.

 

In spring there is a lot of blossomed flowers in the area

El área está llena de flores recién florecidas en primavera

 

Intenta no seguir las rutas principales y la infraestructura: existen varias caminatas alternativas para visitar los lagos, evitando la mayor parte de la ruta entre la estación inferior del telesilla en el refugio Pionerska, el mismo telesilla, el refugio de Los lagos de Rila, el Lago de los peces (“Ríbnoto ézero”, Рибното езеро en cirílico), El trébol (“Trilístnika” , Трилистника en cirílico), Los gemelos (“Bliznaka”, Близнака en cirílico), El riñon (“Bábreka”, Бъбрека en cirílico), El ojo (“Okoto”, Окото en cirílico), el Pico de los lagos (“Ézernia vraj”, Езерния връх en cirílico) con el lago La lágrima (“Salzata”, Сълзата en cirílico) y vice-versa. Anda desde la parte inferior para evitar las colas y no usar el telesilla en absoluto.

 

Si no tienes otro remedio y necesitas usar el telesilla, quédate a dormir en la región: en el pueblo bonito de Sapareva banya (Сапарева баня en cirílico) en las faldas de la montaña o en el área de recreo “Paníchishte” (Паничище) a 1500 m, carretera al telesilla. Al día siguiente empieza lo más temprano posible, sube en telesilla y baja a pie volviendo a la carretera por la cascada de Skakávitsa (Скакавица) o por el refugio Lovna (Ловна). Evita pernoctar en el refugio Los lagos de Rila donde se concentra la mayoría de la tensión turística por su posición en la estación superior del telesilla. Si prefieres el alojamiento más lujoso (es decir, baño, agua caliente y menú de restaurante), mejor quédate en las faldas de la montaña. Si eres más aventurero, alójate en alguno de los refugios Skakávitsa, Lovna o Iván Vázov (Иван Вазов). El antiguo refugio Los siete lagos (“Sedemté ezerá”, Седемте езера en cirílico) en las orillas del Lago de los peces no tiene agua corriente, ni buenas instalaciones de alcantarillado y basura, además es el centro del acampamiento de los “danovisti”, así que mejor evitarlo en temporada alta. Ni hace falta decir que no uses los servicios de transportación ofrecidos por los propietarios de 4×4 o caballos.

Te ofrecemos información sobre  cómo llegar a los Siete lagos de Rila en transporte público.

Aquí tienes algunos ejemplos de rutas de senderismo:

1. Zeleni Préslop (Gorna Zemyá): gira a la derecha en la última bifurcación antes del estacionamiento del refugio “Pionerska” y en algunos cientos metros llegarás al final del asfalto en la entrada al Parque nacional “Rila” (el área “Zeleni Preslop”, Зелени преслап en cirílico). Sube andando al refugio Skakávitsa, opcionalmente te puedes desviar a la cascada homónima. Sigue cuesta arriba por la Cresta seca (“Sujia chal”, Сухия чал en cirílico) al lago “El riñon”. Baja por los refugios de Los siete lagos y Lovna volviendo a la carretera: así seguirás un tramo del GR internacional E4.

Esa es una caminata desafiante para senderistas experimentados que te mantendrá lejos de la ruta más usada en la mayoría del tiempo de andar. Divide este itinerario en dos días durmiendo en el refugio Skakávitsa y así obtendrás un nivel de dificultad más accesible, así como la posibilidad de visitar los lagos por la mañana, antes de la llegada de las muchedumbres sobre las 10:00h. ¡De esta manera podrás disfrutar de la caminata hasta en agosto!

 

The view from Otovitsa Ridge

La vista desde la cresta Ótovitsa

 

2. El refugio Pionerska – refugio Los lagos de Rila – paso “Razdela” (Раздела en cirílico) –refugio Iván Vázov. Otra alternativa sería: el refugio Skakávitsa – Cresta seca – lago “El ojo” – refugio Iván Vázov. El refugio Iván Vázov está situado al sur de la cresta Ótovitsa (Отовица en cirílico), la que queda “detrás” del lago El ojo. El único sitio con vistas a los Siete lagos todos juntos es ésta misma cresta. Después de dormir en el refugio existen muchas oportunidades de caminar: hacia el monasterio de Rila o el área de Malyóvitsa (Мальовица en cirílico). Esas son opciones para senderistas experimentados.

 

Ivan Vazov Hut

3. Sapareva Banya – refugio Pionerska – alojamiento en el refugio Lovna – refugio Los siete lagos – la cresta principal por la ruta de invierno – la cresta “Zeleni Rid” (Зелени рид en cirílico) – vuelta al refugio Lovna o continuación hacia Malyóvitsa. Esta variante es apropiada para personas en buenas condiciones físicas y con experiencia previa en el senderismo.

Consulta nuestro itinerario de 2 días: Los Siete lagos de Rila y el Monasterio de Rila

Y por último pero no menos importante: respeta estrictamente las reglas del Parque nacional mientras estás en el área. ¡Disfruta de los Siete lagos de Rila en Bulgaria!